La mejor parte de fabrica de challas

8 En caso que los reclamos efectuados no correspondan, no obstante sea por desatiendo de mantención ó el incumplimiento de las indicaciones establecidas en este manual, nuestra empresa se reserva el derecho de solicitar el reembolso de los gastos efectuados, con un tope mayor de 2,50 Unidades de Fomento (UF) por entrevista. Una momento acordados los trabajos a realizar, se programará una data y hora de atención.

31 dos personas, fue impedido de ingresar gratis al circuito. Enfurecido, las emprendió con su caballo sobre la garita que funcionaba como boletería, en presencia de lo cual salió desde su interior el administrador del Particular con una pistola que no alcanzó a percutar, porque el heroína se abalanzó contra su humanidad. El resultado fue un forcejeo que gatilló el disparo de una bala. Para suerte de todos los contendores que fueron a parar al cuartel de policía, no hubo heridos. Entre 45 minutos y una hora duraban las proyecciones habituales del Teatro Melipilla, cuya representación estaba clara y allí de sucesos como los del prepotente espectador. Para La Nación, ésta radicaba en ilustrar y divertir culturalmente. Lícitamente estas tomas, muy propias de las primeras que exhibieron los hermanos Lumière se sucedían, pero se repetían constantemente, cansando al conocido que seguía asistiendo y haciendo ganar capital a empresarios foráneos. El flujo de caja alertó a los melipillanos, que conformaron una sociedad para ser todavía parte de la nueva industria. Ganadorí comenzaron con funciones en 1912 en el recinto del Apolo, pero conservando el nombre de Teatro Melipilla. El encargado de sufrir Delante la iniciativa fue Alfredo Castro, bombero y comerciante de la ciudad que arregló la estructura de ladrillos y concreto de calle Valdés. Con un circuito sólido y amplio, el Melipilla acogió actos a beneficio de Bomberos, reuniendo a 360 personas que dejaban sumas ausencia despreciables y que le permitió, por fin, construir un escenario. Con estos cambios, la ciudad sintió que tenía un teatro: espléndidamente instalado ha quedado el teatro en su nuevo Particular. Los palcos, la platea, el anfiteatro y la Museo dan más comodidad y seguridad que el Específico antiguo. Su aspecto interno es el de una sala de espectáculos admisiblemente condicionada que deja buena impresión 93.

Por supuesto, el bailete y las fiestas sin embargo no serían lo mismo, habían cambiado irreversiblemente. La lapso de 1960: la bisagra y el descenso La lapso de 1960 es una verdadera bisagra histórica 200 en lo que a cultura popular, movilizaciones y cambios políticos se refiere. Paradójicamente fue aquella en que el Teatro Serrano comenzó su proceso de fin. Proceso pausado, realizado de indecisiones, desidia y desistimiento, pero asimismo de triquiñuelas y novelescas circunstancias que lo condujeron a su fin, introduciendo en escena a un personaje clave en la configuración del Melipilla de la segunda medio del siglo XX. El teatro como disciplina vivía una época privilegiada en la ciudad y en esta tarea el Ateneo Juan Francisco González encontraba una respuesta a la prestigio de sus deseos. La presentación de La Casa de Bernarda Alba, de Federico García Lorca y dirigida por Jorge Lillo, puso en Melipilla a un personal compuesto por Carmen Bunster, María Teresa Fricke, Malú Aldunate, María Cánepa, María Val y Elga Cristina Laborde. Se trató de un montaje de primer nivel que no iba en beneficio de nadie, es sostener, Bancal parte de los intentos del Ateneo por tener teatro, pagando una entrada por el simple hecho de presenciar una obra. El éxito fue total y las dos funciones lucieron butacas completas, 200 En Historia del siglo XX chileno: Arqueo paradojal, los autores ocupan esta definición para referirse a esta década: La borboteo social, la transgresión a las costumbres, el desenfreno eufórico por el cambio y un resistente optimismo y confianza en el futuro, fueron los signos que marcaron la pauta. Fue una época de trastornos en las modas, estéticas, consignas, representaciones y conductas, liderada por sujetos nuevos como los jóvenes y las mujeres en el marco de una cultura de masas que se consolidaba, todo lo cual irrumpió en la vida pública con inusitada magnitud. La plazo se convirtió en una verdadera bisagra histórica. Op. cit. Correa et al., p

Massoud ideó entonces un multiedificio donde funcionara su Radio Ignacio Serrano, sus oficinas, y un gran cinematógrafo con escenario. La capacidad de personas, aproximadamente, la convertía en un perímetro con un cabida de primer nivel, al igual que las principales salas de séptimo arte de Santiago. Hacia el sur de la ciudad, en lo que Bancal considerado el confín del radio urbano con El Llanura, un sector temido por su marginalidad, se levantaba con dificultades el sueño de Massoud. Por el dominio a edificar pasaba un canal que inundaba las incipientes obras, pero al poco tiempo se logró desviar el cauce de las turbias aguas. Sin embargo, este problema sería pequeño, muchísimo pequeño en el inicio del Palace, que entró en un tira y afloja legal con el municipio que no le daba luz verde a la salvoconducto del nuevo perímetro. El motivo recaía, entre otras cosas, porque el municipio reclamaba que el empresario no quería entregar el Teatro Serrano, hasta cuando la concesión ya había finalizado 218. Luego le hicie- 218 Este problema con la entrega del Teatro Serrano se arrastró de tal manera, que se vino a resolver recién para 1969, según consigna El Labrador del 12 de marzo de ese año. El lunes 10 de ese mes se reunieron José Massoud, acompañado de su abogado defensor Héctor Fercovic, con el alcalde Alberto González y la abogada municipal Hilda Reyes. Este encuentro fue forzado a causa del incumplimiento del compromiso de Massoud de entregar el teatro el 30 de diciembre de 1968 y de saldar sus deudas por el uso del inmueble. En presencia de esto, la alcaldía había colocado acaecer los antecedentes a la Honradez. Finalmente, y luego de analizar el caso en sesión extraordinaria del Concejo Municipal del jueves 13 de marzo, se llegó a un avenimiento, aprobando los regidores por unanimidad que Massoud entregara el teatro el 10 de abril de 1969, bajo la condición de que cancelara lo adeudado

35 anunciando como estreno la cinta Terremoto en Valparaíso, hecha diez abriles ayer su constante uso dejaba las que llegaban a Melipilla sin las condiciones mínimas para ser atractivas o al menos presentables. Y el divulgado lo hacía entender, emprendiéndolas contra el operario del proyector, a quien le reclamaban que ni el detención costo de la entrada les permitía ver películas en buen estado y no quemadas. Ahí estuvo probablemente el motivo principal por el que 1916 fue el año con más presentaciones de zarzuela en Melipilla, aunque no siempre con los mejores elencos. En febrero arribó la compañía de zarzuelas, comedias y prestidigitación, y en marzo la compañía de Pepe Puig estuvo muy allá de atraer al notorio, a pesar de ser considerada la mejor que nos ha visitado 101. Sin películas, sin conseguir atraer a la Clan que tanto había pedido zarzuelas, y con un otoño e invierno crudos, el Melipilla entró en el ocaso. Una de sus últimas actividades fue la despedida al Dirigente Ladislao Lecaros 102, a quien la comunidad agasajó con un automóvil y una función de séptimo arte de gorra para el pueblo. El sueño frustrado del teatro propio Ilustre Municipalidad, tengo el simpatía de personarse a la consideración de la Ilustre Corporación los planos respectivos de un plan de teatro para la ciudad. Creo que no tengo para qué entrar en esplicaciones a fin de probar la indigencia, cada día mayor, que tiene Melipilla de un adelanto como éste. Aceptablemente sé que todos sabemos que dada la población de la ciudad i el jerarquía de cultura en que se encuen- tra, es esto de una necesidad absoluta. Siempre han sido los teatros el esponente de la civilización de un pueblo o mejor dicho el metro con que se mide la intelectualidad de gobernantes i gobernados 103.

Si continúTriunfador navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies. Cerrar

36 posibilidad de pedir un préstamo o cederlo en una larga concesión a los constructores. La segunda alternativa no gustó a los ingenieros, por lo que se encargó otra comisión municipal para ver la factibilidad de un préstamo u otra decisión. La idea no prosperó, aunque el préstamo resistiría unos primaveras más tarde, pero bajo otras circunstancias. El día a día Cuadro aburrido en el bucólico Melipilla. Tras el falleba del Teatro Melipilla no había gran pantalla y los niños se divertían jugando a las chapitas, entretención que seguía siendo mal observación por los medios de la época, que la calificaba como un juego de vagos, motejo que le caía a toda persona desocupada que osara deambular por el centro de la ciudad. Las cuotas de color las daban el Mercado de Melipilla, instalado en calle Serrano Nº y la Feria Desenvuelto, que se inauguró el 29 de diciembre de 1918 en plena Plaza de Armas 105. Los adultos podían acudir a la Plaza de Armas a escuchar a la costado de música que tocaba en doble horario de tarde y Incertidumbre, trasladándose ocasionalmente a la temporada de trenes, más viva que la misma plaza. Asimismo asistían a los circos que seguían llegando al pueblo, como el Wallace o el Fénix de Joaquín Maluenda, que traía payasos, caballos, perros y combates de box. Otra entretención para los adultos eran las canchas de bolas, ubicadas en Huilco, Pomaire, Vargas y Pardo, y, por supuesto, incluso estaban los tradicionales prostíbulos. La colonia hispana, por su parte, se recluía en el Casino Castellano presidido por Rafael de la Presa 106. En él sólo se acepta- 104 La Patria, 16 de Junio de La País, 29 de diciembre de No confundir con su hijo, aún de nombre Rafael de la Presa, quien sería diputado entre los abriles 1953 y 1957 por el Partido Agrario Laborista (PAL) y haría interesantes aportes para una genealogía de la presencia españonda en Pimiento.

To ensure the functioning of the site, we use cookies. We share information about your activities on the site with our partners and Google partners: social networks and companies engaged in advertising and web analytics.

Posteriormente de todo, en la todavía conocida ciudad de los cuatro diablos existía notaría, Gobernación, Tribunal de Literatura, Correos, Telégrafo del Estado, Registro Civil, Visitación de Escuelas y Asiento. Quien, por uno u otro motivo, arribaba a Melipilla, aprovechaba de pasarse la plaza de abastos, los abundantes almacenes de mercaderíCampeón y las quintas de recreo, todavía un tanto maltrechas para Pero lo que no se mostró exangüe fue el espíritu colectivo y las ansias emprendedoras de un Melipilla que trabajaba para aventajar las pellejeríGanador vividas alrededor de fines del siglo XIX. Estas se debían a que la Cruzada Civil de 1891 había dejado una precariedad tal en las arcas consistoriales que hasta el empastado de la plaza Bancal un hito a celebrar en el post-encono que llevó a la muerte al presidente José Manuel Balmaceda. Así lo consigna el publicación La Constitución 53, con alegría, al señalar en 1891 que el centro, que estaba deslucido, va a ser transformado en verdes y preciosos prados: las avenidas compuestas y muchos árboles replantados. Todos estos adelantos harán que nuestro único paseo, sea en la tardes de verano, el punto de reunión de la culta sociedad melipillana 54. Esta cita permite acercarnos a una definición de espacio público en Melipilla, identificado como un demarcación donde los sectores populares no marcaban presencia, excepto como intrusos. Su zona estaba en los arrabales, garitos, casas de remolienda o sencillamente al interior de las variadas haciendas que ocupaban el Sección 55, verdaderas fortalezas con una vida co- 53 Creado en 1891, de carácter político, afectado y comercial, como rezaba bajo su nombre, Cuadro el órgano propagandístico del Partido Conservador. 54 La Constitución, 15 de noviembre de La zona de Santiago, que incluía al Sección de Santiago, Melipilla y Victoria, se caracterizó por tener una gran cantidad de grandes y medianas haciendas respec

11 Manual de uso y mantención del propietario del área / Concepto Design La Dehesa - No utilice estufas a vapor o a parafina y sobretodo evite prender las estufas en la noche mientras duerme. Su propiedad cuenta con instalaciones diseñadas para atinar una adecuada calefacción y optar por medios alternativos puede gatillar en consecuencias insospechadas. - Es primordial que mantenga despejadas las rejillas y celosías de ventilación, no obstruya ductos de deposición de gases. La empresa no rebate por daños ocurridos a consecuencia de la condensación, no obstante que ésta se evita ventilando Para suscitar corrientes de meteorismo, se deben nutrir dos puntos de forma tal que se permita que el flato entre por individuo de ellos y salga por el otro. adecuadamente y reduciendo la reproducción de humedad relativa interior, excluyéndose luego los enseres de la humedad de condensación de la garantía del propietario. Posesiones electro-magnéticos: Las instalaciones eléctricas cumplen con todas las normas técnicas vigentes en Chile, al momento de obtener el permiso de edificación. A pesar de esto, hay fenómenos como: las tormentas eléctricas, las ondas electromagnéticas de antenas de comunicación o de transmisiones de Radiodifusión, los golpes de corriente en la red pública, etc., que escapan al control de la empresa y que pueden alterar el funcionamiento de los aparatos electrónicos. La empresa que suministra la energía eléctrica es responsable de apoyar controlados los parejoámetros conforme a las normas vigentes. Oxidación: La oxidación es el intención que se produce en los metales cuando su superficie entra en contacto con humedad bullicio o directamente agua.

133 suales 288 e incluía desde luego a toda la nave central del teatro, la que fue utilizada para dejar diversos enseres y mercadería que luego se pondrían en las góndolas del negocio. Para un mejor acopio de éstos, el desnivel de la platea fue emparejado y los muros de la construcción fueron perforados. Como cañonazos, se le abrieron amplios orificios para que entrara la fuego e iluminara el interior. Bajo esa condición, el Teatro Serrano sólo pudo ser un manchón sombrío en el horizonte nororiental del centro melipillano, un inerme informante de la búsqueda de espacios por parte de sectores de la mocedad, los que con esfuerzo adquirían guitarras eléctricas, bajos y bateríVencedor, pero no tenían lugares para tocar fue todavía el año en que dejó de funcionar la Camerata de Estudios Musicales, mismo período en que sectores juveniles comenzarían a inquietarse con más fuerza por la abandono de espacios y talleres artístico-culturales, mendigar salas de Adiestramiento, no tener un exiguo apoyo que sí existía, por ejemplo, en otras ciudades del país con instancias como Balmaceda Los noventas fueron los primaveras del cesión y la desidia, aún de una transición sin rumbo claro, de políticas públicas juveniles precarias o inexistentes. pincha el enlace Los sectores juveniles resentirían los tiempos posmodernos y serían parte del no estar ni ahí chileno, paralelo al nevermind anglosajón. Aún serían quienes luego acontecerían de la queja a la energía ciudadana. Lo harían en un cambio de siglo que vio circular por las calles una publicación que duró escasamente dos ediciones, citación El Hablador, 288 El valencia de la unidad de fomento (UF) para septiembre de 1997 Bancal de $13.719, de acuerdo al sitio del Servicio de Impuestos Internos. Apto en: (Revisado en: diciembre de 2011). 289 Durante un tiempo se abrió una Casa de la Adolescencia, ubicada en calle Yécora entre Barros y Fuenzalida, la cual no fue más que un galpón que servía para fiestas y alguna que otra presentación, pero que tendría una breve duración.

85 la Vida Pasión y Homicidio de Nuestro Señor Dios pasó en matiné, a tablero vuelto. Llenos de devoción, los espectadoresfeligreses pasaron de la congoja por la crucifixión a las risas, porque minutos a posteriori comenzó el show de Manolo González, humorista sino del momento, que presentaba esa misma tarde al cantante Osvaldo Gómez, a Los Huastecos del Sur, las Hermanitas Heredia y a un señorita Daniel Vilches. Tras eso caldo el cerradura del que nadie tenía certeza respecto a cuánto tiempo atrasarseía. Se hablaba de unos meses 202, pero sería mucho más. En tanto, Demetrio Pérez se había ido con sus maletas a Maipú donde tomó a su cargo un teatro en mejores condiciones. Se acabó el cine, llegaron a pensar algunos. Sin embargo, el Cuerpo de Bomberos había autorizado su gimnasio para la proyección de películas, obteniendo la venia del municipio mientras el Serrano estuviera en arreglos. Y, para mayor entretenimiento y sorpresa, ese año tampoco se iría sin música, pues la Perplejidad del 23 de septiembre salía al meteorismo la primera Radiodifusión melipillana, emplazamiento Ignacio Serrano, en el dial CB 54 en Amplitud Modulada. El propietario de la estación era José Massoud Sarquis, un patrón de origen árabe, hijo de Ceferino Massoud y Rosa Sarquis, quien por ese entonces contaba con renta forjado en base al rubro microbusero. Fue él quien levantó esta nueva iniciativa de la mano de colaboradores como Rubén Alvear Jarpa y Víctor Marín Calquín, ambos hombres ligados al periodismo, sin bloqueo, con visiones muy distintas de esta empresa. El inicio de la radio fue un éxito total. En un local de calle Ugalde con Ortúzar montaron los estudios y a los pocos me- ses la tiempo aunque se había consolidado para un sector tan amplio que iba desde Casablanca en el ideal a Rancagua cerca de el sur, llegando al poniente en las cercaníCampeón de Santo Antonio y a Talagante en su dirección oriente.

59 total ni una permanencia en cartelera, lo que sí lograba, principalmente, la Fiesta de la Primavera y la semana de Melipilla, celebrada en marzo de 1938, y que para 1939 se denominó Semana popular melipillana. Con Pedro Aguirre Cerda en la presidencia y René Jerez ocupando el sillón de la gobierno Circunscrito, el FRAP imponía sus conceptos y festejaba el triunfo electoral por 10 días. Esa semana se promocionó la Fiesta de la Primavera en Melipilla, Santo Antonio y Cartagena, y la administración de la velada bufa quedó en las manos de Ernesto Sottolichio, quien se convertiría tres décadas más tarde en un destacado empresario del espectáculo nacional y en un protagonista clave para la vida del Teatro Serrano. En estas celebraciones un zona de privilegio lo ocupó la Radiodifusión Telefunken, emitiendo una programación continua que recibía la atención de los paseantes y de Familia que se apostaba en los bancos de la plaza, acostumbrándose a tener música todo el día en una ciudad igualmente tranquila, pero más ruidosa y conmovida por dos razones. La primera, la ira desatada por el sacerdote suplente Alfredo Arriaga con la obra traída por Sottolichio para la velada bufa, y la segunda: un concurso pionero. El clero Particular despotricó a través del semanario El Labrador contra una estancia teatral sobre la vida de un sacerdote, en un show donde Adicionalmente tomó parte el tenor Arturo González, la cantante de operetas Carmen Moreno Douclais, el director de orquesta Manuel Contardo, el dúo de guitarras Páez-Plaza, algunos aficionados y el aunque habitual Pepe Rojas, cuya presentación encolerizó al prelado por besuquear a una actor. La respuesta no se hizo esperar. El recitador, y director del nómina, Juan de la Rosa, retrucó a través de La Patria con una extensa misiva.

67 traña en Melipilla, tomando en cuenta la existencia de recintos para ello. Igualmente el teatro móvil núexclusivo unidad eran cuatro que giraban por el país 177 elevó sus mástiles para acertar cabida a galerías, luces, entablado y funciones. Lo hizo en dos ocasiones en calle Arza con Silva Cháoportunidad, que para ese entonces todavía era un demarcación periférico conocido como Los Cruceros, primeramente con funciones el 23 y 24 de diciembre de 1948, con Maruja Ravanal actuando en la obra de Antonio Acevedo Hernández, Árbol Viejo, y la compañía de comedias, sainetes y variedades de Blanca Arce y Romilio Romo. Dramas y risas en una Perplejidad. Y al final: fiesta. Sí, tras el pestillo había bailoteo en la carpa, como parte del widget. La segunda entrevista fue en 1950 con la arribada del entoldado en cuyo interior la compañía de Orlando Castillo agradecido actor cómico, que había hecho en Melipilla no obstante varias funciones anteriormente interpretó Honrarás a tu Raíz. El inicio del radioteatro Para 1940, la radio en Pimiento se había convertido en el principal entretenimiento mediático del país. Su crecimiento fue exponencial y la cantidad de emisoras rozaba la centena. Cuadro el informador de cada día, la tribuna de los políticos, el Público para artistas y la mayor fuente de música para las masas. Y todo esto lo había demostrado con creces, a la momento que se transformó en un caudal de entretenimiento habitual gracias al nacimiento del radioteatro Al respecto: Revista Apuntes # 91, Escuela de Teatro Pontificia Universidad Católica de Pimiento. Nov Sobre el radioteatro revísese: Pastene, Margarita, La Radiodifusión en Ají en Merayo, Prócer del tipo en Pimiento fue Eduardo de Calixto en 1939 con Hogar, dulce hogar!

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15

Comments on “La mejor parte de fabrica de challas”

Leave a Reply

Gravatar